Recuperarse de los excesos de las fiestas navideñas y mantener una dieta saludable durante todo el año. ¿Os suena? Sin duda, vuelve a situarse entre los propósitos de año nuevo que más se repiten. Después de las interminables comidas y cenas de celebración, la dieta se coloca en el punto de mira. Algunas veces con el fin de mejorar los hábitos de vida, otras con el objetivo de perder esos kilos de más que en tan solo unos días parecen haberse cogido al cuerpo con fuerza.

¿El principal error? Pensar que “cerrar la boca” o someterse a las llamadas dietas milagro-aquellas prometedoras de grandes resultados en poco tiempo- trae consigo la solución. En realidad, alertan los médicos en Mallorca, lo que hacen es poner en riesgo nuestra salud y bienestar.

Recuperar la silueta no va ligado a pasar hambre

Recuperar la silueta no va ligado a pasar hambre

Para conseguir comer bien y recuperar la figura de manera saludable, los nutricionistas en Mallorca recomiendan no perder de vista los siguientes alimentos:

  • Frutas: Son un aliado perfecto a cualquier hora del día. Aportan una gran cantidad de vitaminas, hidratan el organismo y facilitan el drenaje de líquidos. La piña es ideal para mejorar la circulación linfática y combatir la celulitis. Las frambuesas tienen pocas calorías y un alto contenido en agua y el limón una gran capacidad para eliminar toxinas y bacterias.
  • Verduras: El hígado y el páncreas son los órganos que más sufren los excesos de las navidades. Ayúdales con verduras verdes, de cualquier tipo, preferentemente hervidas para que sean más fáciles de digerir. Puedes, por ejemplo,  introducir en tus platos la alcachofa, que ayuda a limpiar el hígado.
  • Ensaladas: Quedan bien con todo tipo de comida y ayudan a saciarse fácilmente. No te ciñas únicamente a la lechuga. Prueba también con espinacas, canónigos, rúcula…favorecen la digestión y potencian la actividad del páncreas. Prueba a mezclar las legumbres con la ensalada (aportarás un extra de energía) o a introducir el hinojo, que favorece la digestión y la eliminación de líquidos.
  • Carne: Prioriza la carne de pollo y de pavo por encima de la carne roja.
  • Pescado: Aunque siempre es una apuesta segura, consume principalmente pescado de tipo blanco como la pescadilla y la merluza. Tiene menos calorías y grasas.
  • Huevos: Son una fuente saludable rica en vitamina B12. No lo retires de tu dieta por miedo al colesterol.
  • Bebida: Sin duda, el agua es la que más te va a ayudar a depurar el organismo y a conseguir tu objetivo. Como infusión, apúntate al té blanco. Está menos procesado y actúa eficazmente contra los radicales libres y el colesterol. En cualquier caso, recuerda evitar las bebidas gaseosas o con alto contenido en azúcar.

Por último, los profesionales de la salud en Baleares recuerdan que el mejor tándem para cuidar el organismo es el formado por la alimentación saludable y la práctica regular de ejercicio.