La piel no sólo es el órgano más grande del cuerpo humano, sino también el más sensible y el más expuesto a riesgos. Su cuidado resulta fundamental en tanto en cuanto actúa de protección contra los agentes externos, regula la temperatura del organismo y da vida al sentido del tacto. Por su salud vela la dermatología, que además de mantener su buen estado y apariencia se encarga de tratar las enfermedades que afectan a la piel, al cabello y a las uñas.

Según apuntan los dermatólogos en Mallorca, los problemas de la piel hunden sus raíces en causas muy variadas e incluso a veces desconocidas, con resultados que pueden llegar a ser muy graves. Así, la mayoría de los casos se vinculan a infecciones, causas hereditarias, debilitamiento del sistema inmunológico y manifestaciones de enfermedades sistémicas, es decir, aquellas que involucran a varios órganos o a todo el cuerpo. Otros factores como la mala alimentación, alergias, el clima o los cambios hormonales también pueden tener consecuencias visibles en la piel.

dermatólogo Palma de Mallorca

Los dermatólogos aconsejan vigilar los cambios de lunares así como la aparición de nuevos

Cuándo consultar al dermatólogo

Muchas enfermedades cutáneas son totalmente inofensivas, como la dermatitis seborreica o las verrugas, por lo que su efecto es más bien a nivel estético. Otras son más bien molestas, por el dolor o picor que producen y, finalmente, están aquellas más graves como el cáncer de piel, con resultados muy ligados a la detección precoz y al tratamiento adecuado.

Repasamos junto a los médicos privados en Mallorca del Cercle algunas señales de alerta que te deben llevar a visitar al dermatólogo, ya sea para evitar que ciertas enfermedades vayan a más, acabar con sus molestias de una vez por todas o controlar el estado de tu piel, cabello y uñas en general:

  • Piel seca y escamosa
  • Enrojecimientos
  • Verrugas, nevus etc…
  • Caída excesiva del cabello, pelo de mala calidad, alopecia etc…
  • Problemas en las uñas: débiles, estriadas, encarnadas…
  • Irritaciones o erupciones en la piel. Éstas pueden ser resultado de una alergia, de una alimento, de un medicamento o incluso de un producto de tu higiene personal. Además, pueden reflejar enfermedades cutáneas como la dermatitis atópica, la rosácea o el acné.
  • Lunares que cambian o nuevos lunares: El control de los lunares es fundamental, desde vigilar su color, el tamaño o la forma. Hay que tener especial cuidado con aquellos de gran tamaño, que además pueden resultar muy molestos al engancharse, por ejemplo, con la ropa. Si descubres que tienes un lunar nuevo visita al dermatólogo para que pase a estar también controlado.
  • Acné en cualquiera de sus manifestaciones: Esta afección se da tanto en adolescente como en adultos y aunque no sea peligrosa es importante tratarla adecuadamente. En el caso de las mujeres adultas la causa suele ser hormonal o consecuencia de la utilización de ciertos cosméticos. La ayuda dermatológica puede ayudar a evitar cicatrices residuales.

Si necesitas consultar a un dermatólogo en Palma pide cita a través del siguiente formulario de contacto del Cercle de Salut. La entidad permite acceder en exclusiva a descuentos en servicios médicos en Mallorca,  sólo por inscribirse gratuitamente a través de la web. No es necesario seguro médico ni desembolsar cuotas mensuales.