Los descuidos navideños en la alimentación nos hacen temblar según se van acercando las fiestas. Otro año más, somos conscientes de antemano que acudiremos a más de una celebración y que todas ellas girarán en torno a la mesa.

Bajar la guardia en la alimentación en Navidad llevará a los baleares a engordar una media de 2,84kg, según un estudio del Grupo NC Salud. Pero la cuestión va más allá del peso. Los médicos en Mallorca del Cercle de Salut advierten que las tentaciones navideñas ponen en riesgo también la salud cardiovascular, ya que pueden traducirse en un aumento del colesterol y de la tensión arterial.

No obstante, los nutricionistas en Mallorca recuerdan que cuidar la alimentación en Navidad es totalmente posible, sin necesidad de hacer grandes cambios o esfuerzos.

Los dulces navideños aportan muchas calorías. Mejor no abusar y optar por postres caseros o fruta.

Los dulces navideños aportan muchas calorías. Mejor no abusar y optar por postres caseros o fruta

Consejos para cuidarse en Navidad

Controlarse, priorizar los alimentos saludables y usar el sentido común son las claves para respetar la dieta y la salud en estas fechas:

  • Regla de oro: No llegues a las comidas con mucho apetito, pero tampoco con el estómago vacío. Para evitar comer con ansia es aconsejable tomarse antes, por ejemplo, un par de piezas de fruta.
  • No olvides el ejercicio: Aunque las actividades deportivas son recomendables todo el año, no las sustituyas por otros compromisos. Ten en cuenta que en estas fechas suele ingerirse más calorías de lo habitual.
  • Opta por alimentos más ligeros y poco calóricos. También en los días que no están  marcados por las principales celebraciones. Es una buena manera de compensar.
  • Evita los platos precocinados y busca siempre el equilibrio: Si el primero es calórico, lo mejor será un segundo cocinado a la plancha o al horno y acompañado de verdura (favorece la digestión).
  • Reduce las cantidades: Una buena opción es utilizar platos más pequeños, puesto que cuanto más grande es el plato mayor es la cantidad que tendemos a servir.
  • Mejor el pan integral que el blanco. Es más sano, contiene menos grasas y es más fácil de digerir.
  • No renuncies del todo a los dulces en el postre. El resto del tiempo es mejor evitarlos y en todo caso tomarlos de forma moderada. Acertarás si sustituyes aquellos con mucho azúcar por postres caseros o por frutas de temporada (ideal la piña). Para evitar la tentación no compres turrones, mazapanes etc… antes de Nochebuena.
  • Controla el consumo de alcohol. Las bebidas alcohólicas tienen un alto contenido calórico y su abuso es además perjudicial para la salud. Mejor alternar estos líquidos con agua (ayudará a saciar) y rechazar los licores de fruta (contienen mucho azúcar).

Aún así, los profesionales de la salud en Mallorca insisten en que estas medidas no implican tener que obsesionarse con la ingesta de calorías, sino que se trata de controlarse. Asimismo, añaden que las personas con enfermedades crónicas como hipertensión, colesterol o problemas digestivos deben prestar especial atención a su alimentación en Navidad y consultar con su médico ante cualquier duda.