Un, dos, tres…sonría. Este gesto que tanto nos gusta a veces se convierte en una auténtica pesadilla. ¿La causa? Unos dientes oscurecidos o amarillentos que hacen que nuestra sonrisa ya no sea la que era. En ocasiones nos cuesta, incluso, entender su decoloración: Mantenemos una buena higiene dental, visitamos al dentista regularmente, no perdemos ni un solo cepillado al día… Sin embargo, olvidamos que son varios los factores los que influyen en el tono de los dientes.

Ante ello, el blanqueamiento dental profesional: Una técnica muy efectiva que cuenta cada vez con más adeptos. Este sencillo método hace maravillas para reducir el tono y conseguir que cada diente sea más blanco y brillante. Pero ojo, hay casos en los que el blanqueamiento no funcionará y otros en los que sus efectos serán restados, si no se cuida la boca con el mimo que requiere.

Nos desgranan todo ello los dentistas en Mallorca del Cercle de Salut, quienes recuerdan que los productos de blanqueamientos dentales caseros pueden ser de ayuda en caso de dientes no muy oscurecidos, pero que es importante asesorarse correctamente para evitar sorpresas por el uso de ciertos productos abrasivos.

Por qué los dientes se oscurecen

El color de los dientes varía de una persona a otra, ya que viene determinado genéticamente como el de los ojos o el del pelo. En él influyen el color de la dentina, el grosor y la calidad del esmalte. Además de este factor y el de la edad (los dientes se van volviendo más amarillentos por el desgaste del esmalte) hay otras causas que alteran el color dental:

  • Ciertos alimentos o bebidas: Café, té, vino tinto, infusiones, refrescos azucarados
  • Tabaco: Especialmente nocivo con la dentadura debido al alquitrán y la nicotina.
  • Algunos medicamentos: Tetraciclinas, clorhexidina…
  • Enjuagues bucales con clorexidina
  • Hábitos no saludables: no acudir a revisiones dentales, no lavarse los dientes etc… Las caries, el sarro y los empastes contribuyen a su decoloración.
Dientes más blancos

El tabaco y ciertas bebidas influyen en el tono de los dientes

Asimismo, los médicos en Mallorca recuerdan que los blanqueamientos dentales se aconsejan para personas con la boca sana (sin caries) y sin sensibilidad dental, ya que el tratamiento podría incrementarla. El odontólogo valorará cada caso para determinar la idoneidad o no del tratamiento.

No obstante, no hay que olvidar que este método no sustituye a la limpieza dental, vital para proteger a la dentadura y reforzar el esmalte.

Técnicas para blanquear los dientes

Existen varias fórmulas profesionales para llevar a cabo el blanqueamiento de los dientes. Las más comunes son el tratamiento con láser (desarrollado todo en la clínica dental); el proceso con férulas a medida (se complementa con un gel que el paciente aplica en casa y que le hará efecto mientras duerme) y el blanqueamiento combinado (unión de las dos anteriores).

En todo caso, la perduración del blanqueamiento dental variará en función de los hábitos de alimentación y de higiene.